Lágrimas

Hay días cargados de misterio… el misterio de la vida.

«Papá, ¿por qué la gente llora cuando está triste?» -me preguntó mi hija mientras la llevaba al Museo.

«Cuando lloras, estás lavando el alma  -respondí con ternura.

El alma de las personas es como un vaso y cuando uno está triste significa que ese vaso está vacío, le hace falta llenarse de amor. Para eso requiere lavarse, -como lo hacemos con los trastes sucios-, y el modo de conseguirlo es llorando. Ya con el vaso limpio, lo que sigue es llenarlo de amor.

«¡Oye papi! ¿y por qué hay gente que llora de alegría?» -volvió a interrogarme en su inocencia de niña.

Me quedé pensando un instante y le dije: «¡Me gusta tu pregunta! Eso significa que el vaso del alma está lleno de amor y se derrama como el agua. Es tanto el amor que las lágrimas escurren de alegría.»

¿Cuándo fue la última vez que lloraste? Y lo más relevante: ¿fue de tristeza o de alegría?

Un domingo llevé a mi hija al teatro, fuimos a ver «Descubriendo a Cri Crí», un homenaje a Francisco Gabilondo Soler, con el extraordinario cuentacuentos Mario Iván Martínez. En alguna parte del evento comentó: «Infeliz el que vive sin soñar.»

En ese auditorio lleno de papás y niños, pude sentir cómo afloraba el niño que todos los papás guardamos detrás de nuestros cuerpos de adulto y volvíamos a soñar mientras cantábamos «Caminito de la escuela», «El ropero» y obviamente: ¡El ratón vaquero!

Varias veces las lágrimas brotaron de mis ojos y mi hija se dió cuenta. Fue entonces que le susurré al oído: Con la canción de «El ropero» recuerdo a mi abuelita Elvira: «Toma el llavero abuelita, y enséñame tu ropero, con cosas maravillosas y tan hermosas que guardas tú…»

Y cuando llegó  «Caminito de la escuela», ella y yo  recordamos cuando la llevaba al kinder cargada de caballito mientras yo le cantaba: «Caminito de la escuela, apurándose a llegar, con los libros bajo el brazo va todo el reino animal. El camello con mochila, la jirafa con su chal, y un pequeño elefantito da la mano a su papá.» ¿Y qué crees? También se me escurrieron las lágrimas. Jaja!

¿Qué te quiero decir? Que si quieres llorar, lo hagas.

Las lágrimas limpian, limpian y limpian.

Por cierto, te contaré un secreto terapéutico: Cuando lloras con los ojos cerrados, estás llorando como niño. Y cuando lloras con los ojos abiertos, estás llorando como adulto.

 ¿Cómo llorar entonces? Como tu alma te lo pida. 

Tengo un bello tratado sobre  las lágrimas, el dolor y la  tristeza:  Es «El Camino de las lágrimas» de Jorge Bucay.  Pídemelo y te lo envío a tu correo (y ya lo sabes, ¡Es gratis!)

 Jesús Piña

Por jesuspina

Soy Jesús Piña: Conferencista, psicoterapeuta, y como un regalo de la vida: papá. Toma lo que sea para ti, y lo que no, déjalo ir. (donde veas caritas hay enlaces) BIENVENID@!

18 comentarios

  1. Jesús que bonito artículo, me podrias enviar le libro por favor, a mi me falta sacar muchas lágrimas atoradas, Gracias por existir.

  2. Hace algunos días, llore de emoción al saber que el novio de una de mis hijas iria a verla al país en donde se encuentra estudiando, para estar con ella en su cumpleaños.Realizando un viaje relámpago.
    Ale Soto M.

  3. Hola, que bonita reflexión, muchas veces he llorado con los ojos cerrados y no precisamente de alegría, si no de nostalgia, quisas sea tarde, aunque seria muy grato poder recibir tu tratado sobre las lagrimas 🙂 (grard.grard@hotmail.com) Un abrazo amigo.

  4. Estas reflexiones sobre el llorar, me han servido mucho. Soy una persona muy sensible y cualquier comentario o situacion donde intervienen los sentimientos. . . me engancho facilmente Gracias! : ) me manda el libro?

  5. Profesor seria usted tan amable de enviarme copia del libro de Gorge Bucay
    El camino de las lagrimas por favor.
    Gracias por compartir estas gotitas de sabiduria

  6. Hola Jesus:
    podrias enviarme por favor el libro «El camino de las lagrimas» de Jorge Bucay y de antemano mil gracias por tu generosidad y por compartir tu sabiduria

  7. su página es genial muchas felicidades y si es posible me gustaría que me mandara el tratado “El Camino de las lágrimas” de Jorge Bucay……gracias

  8. Me encantan tus artículos, me gustaron mucho tus comentarios sobre Harry Potter, y en cuanto a las lágrimas, de verdad que son apapachos para hacernos sentir bien en momentos tristes y felicitarnos cuando estamos alegres…soy una llorona…si es posible envíame el libro de Jorge Bucay…El camino de las lágrimas. un fuerte abrazo y que Dios te sonría.

  9. Me encanto tu articulo!!! me hace reflexionar, sobre mis lagrimas derramadas! Gracias!!!! Por favor, envíame «El Camino de las Lágrimas» Saludos!

  10. hola solo pasaba a desearte un feliz dia del amigo, tus pensamientos y vida vivida me sirven de mucho para crecer ,como ser, sempre m e llegan tus palabras de aliento y alivio, gracias por exitrir Feliz dia angy

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *