Pórtate un poquito mal

Conduzco por la mañana mientras llevo a mi hija a la escuela. Como generalmente ocurre, trato de conversar con ella sobre el tema que la Vida nos proponga en esos veinte minutos de tempraneros desvelos. Siempre, al dejarla en la puerta de la escuela le doy mi recomendación: «Pórtate un poquito mal». En eso, una mamá me… Seguir leyendo Pórtate un poquito mal