Mendigar amor

Share

¿HAS MENDIGADO AMOR?

Cuando mendigas amor te conviertes en un tapete...
Una persona con vocación de tapete es la que se tira al piso para que la pisen.

Los más célebres tapetes que hay, -en algunos de los cuales reconozco que también yo me he convertido-, son:

El tapete salvador
Te sientes responsable por los demás, por sus emociones, pensamientos y acciones. Los quieres ayudar aunque no te lo hayan pedido, te miras como el rescatador de sus problemas. Si alguien te cuenta sus asuntos, te involucras de tal modo, que no puedes dormir buscando soluciones, dedicándole tu atención y energía más de tres veces diarias y negándote a disfrutar la vida.

El tapete facilito
Siempre dices sí aunque quieras decir no. Temes el rechazo y aceptas lo que sea con tal de sentirte aceptado y seguir perteneciendo a tu grupo o familia. Tratas de demostrar que eres buena persona quedando atrapado en tus relaciones. Te sientes culpable constantemente cuando opinas, cuando decides algo, cuando dices no. La culpa te vuelve un excluido. Llegas incluso a aceptar el sexo con alguien aunque no lo quieras.

El tapete piel de víbora
Buscas conflictos por todos lados para evitar el vacío en tu vida. Sin crisis o problemas, tu existencia es aburrida y deprimente. Por cierto, te encanta el chisme y el viboreo. Mejor hablar de los otros que ocuparte de ti mismo.

El tapete títere
Los demás controlan tu vida y lo permites. “Dime qué hacer”, “¿qué me aconsejas?”, “¡Resuélveme la vida!”. Hablas con indirectas, te cuesta trabajo pedir las cosas de un modo directo. Mientes frecuentemente para protegerte.

El tapete solidario
No crees que merezcas ser feliz si los otros sufren, especialmente tus seres más queridos: padres, hermanos, hijos, pareja, amigos. Cualquier mérito o premio de la vida, tiendes a minimizarlo o esconderlo, “para no ofender a los otros”, “no se vaya a molestar”, “No tengo derecho a que me vaya bien, si los demás están mal”. Te cuesta trabajo relajarte y divertirte.

El tapete punching bag
Permites ser agredido, golpeado, insultado, molestado y sólo soportas estoicamente. Tu resentimiento y enojo lo reprimes. Sabes que te están dañando pero sigues con el agresor. Te volviste adicto al sufrimiento y te justificas diciendo “Es voluntad divina” o “¡Así es la vida y hay qué resignarse!”

El tapete de celofán
Eres hipersensible a la crítica de los demás. Te fijas más en el pequeño punto negro y olvidas los cientos de puntos blancos que hay alrededor. Minimizas el comentario centrado y maximizas la crítica y los halagos. Buscas la aprobación de los demás para tomar decisiones o modificar tus conductas.

El tapete bomba de tiempo
Sólo expresas tus emociones hasta que te hartan y explotas violentamente contra todo y contra todos. Estás siempre a la defensiva, los demás sólo buscan atacarte. Normalmente no dices lo que sientes. Eres lento en enojarte… “hasta que llega la gota que derrama el vaso”.

El tapete negro
Los demás son responsables de tu felicidad. Las circunstancias de tu vida son provocadas por el otro, la pareja, la familia, la crisis económica, el gobierno, la situación mundial. “Mi vida es un fracaso por culpa de mis padres”. Vives estancado y aislado, aún cuando los demás te demuestren su cariño. Duermes mucho. El mundo lo ves negro y sin esperanza. Eres propenso a las adiccciones y has llegado a pensar en la muerte para escapar de tus problemas.

El rey de los tapetes
Disfrutas sufrir, y cuando llega alguien a rescatarte, de víctima pasas a victimario, volviéndote controlador de los sentimientos ajenos, manipulando los afectos y haciendo sentir culpable a todo el que está cerca de ti. “Haz lo que quieras, al fin que yo estoy sola e indefensa”; “Ese es el destino de una madre: vivir abnegada ante el desprecio de los hijos”; “Yo no nací para amar, nadie nació para mí”; “¡Creo que me va a dar otro desmayo!”.

¡Uf! Después de esta lista, creo que la especie humana tendría que cambiar su nombre por el de “Homo Tapetitus” pues,
¿Quién podría quedar exento de alguna de estas categorías?

Hoy recordé a mis abuelos maternos…
Un día como hoy mi Mamá Vira nació y un día como hoy mi Papá Chuy murió.
¡Los quiero mucho dondequiera que estén!

Jesús Piña
Invierte en tu Vida

Comentarios:
Comentario de: Lupita Martinez [Visitante] · Editar
hola Jesus muy bonita reflexiòn gracias por compartirla me has hclarificado con ella parte de mi personalidad, no sabes cuantas veces mendigue amor y lo reclame con esas palabras exactamente, me identifique con varios de estos tapetes. BENDICIONES cuando vienes a Monterrey. LUPITA
 24.01.10 @ 22:13
Comentario de: Angie [Visitante] · Editar
Siento mucho lo de tus papás…. Seguro estan muy orgullosos de tí en donde estén…
Me hiciste acordarme de una exsuegra….
Como me reì… Era igualita al personaje de Hector Suarez, Doña Zoila, asì le decìa yo…
Hasta q el pobre hombre decidiò terminar por no tener novia pa q su mami estuviera agusto!!!!

Muy buena reflexiòn… Como siempre hay q cultivar la autoestima no???

Bss
 25.01.10 @ 11:48
Comentario de: Cristina Martínez Mendoza [Visitante] · Editar
Después del tema de Mendigar amor y de ser tape, tienes razón

todos en algún momento hemos sido tapete pero bueno hay de

tape a tapete y si tú lo has sentido, no dudes que has sido un tapete “PERSA”

por ser bueno, elegante, caro y atractivo, porque dejas huella y eso es incalculable.
 25.01.10 @ 15:41
Comentario de: Georgina I. Kuabara [Visitante] · Editar
Hola Jesus…
muy bien el articulo, sobre todo porque no siempre aceptamos que estamos mal en algunos aspectos de nuestra vida amorosa…
Pero??? como evitarlo??
o al reves, si ya no quieres ser tapete de nadie mas y siempre estar a la defensiva tanto…que, no permites que alguien se acerque con buenas intenciones…
que es peor??
 25.01.10 @ 21:12
Comentario de: Carolina M. [Visitante] · Editar
Hola Jesus:
como siempre tus articulos me dejan con un muy buen sabor de boca. En este caso, me di cuenta que ya pase por todooooss….. ( ya sabes la sonrisita me delato), y pienso que es parte del crecimiento, aceptar y meditar para poder ser mejores personas dia a dia.
Bendiciones… y estamos en contacto.
 26.01.10 @ 13:45
Comentario de: karina Perla [Visitante] · Editar
hola jesus aqui checando de nuevo ¿mendigas amor? y aqui te va ehh… te habia comentado que casi me identificaba con todos, pero viendolo bien antes era mucho el tapete titere interesante no mmm. a veces soy el tapete solidario, y con los que en general hay en mi vida viene siendo estos tapetes: el salvador, el facilito jajaja, el celofán y por ultimo y no mucho creo que en este mantengo mi bomba dentro de mi eso creo yo el de bomba de tiempo.
Que interesante es saber que casi con todos te identificas y te pones a reflexionar de cuando eres asi pero en fin es una ayuda saber que tipo de tapete soy. en fin gracias y hasta pronto.
 27.01.10 @ 23:48
Comentario de: Claudia [Visitante] · Editar
Sábes Jesús, a lo largo de la vida creo que me ha tocado ser todos los tapetes, pero hubo un momento especial en la misma en que precisamente cuando me convertí en tapete de alguien que no me quería, cuando terminé esa relación por voluntad propia, me convertí en victimario con cualquier galán que se me atravesara…bueno, de algo sirvió porque me dí cuanta que al hombre le gusta la cacería y que si no le cuesta…no valora.
 29.01.10 @ 22:18
Comentario de: claudia [Visitante] · Editar
hola soy claudia
yo me identifique con el tapete salvador, pero dejame decirte que eso fue, unos meses atras, porque ahora ya pienso de otra manera y en estos momentos trato de no inmiscuirme tanto en los problemas de los demas y sobre todo solucionar los mios propios primero antes que nada.
 09.02.10 @ 12:11