Los pesados

Share

Evita cargas que no son tuyas…

Un día en la cafetería, escuché a un hombre hablar de un aborto como si se tratara del partido de fútbol del domingo. Obvio, no se trataba de su caso, sino de un amigo con el que conversaba –más bien regañaba- desde su celular.

Es incómodo que alguien abra un tema tan delicado e íntimo en un espacio público, como queriendo enterar a todos de la información no solicitada o peor aún, de imponer su juicio.

¿Qué hacer ante un pesado? Lo mejor es mantener tu distancia, alejarse lo antes posible, pues su intención es engancharte.

Una tarde en medio de la contingencia sanitaria, caminaba por el parque y un tipo se me acercó para explicarme su teoría de la conspiración, los ovnis y la influenza. ???? Y pensé: “¿Qué le pasa a éste tipo? ¿Quién le dio permiso de invadirme de esa manera?” Así que le dije: “Buen día” y me seguí de largo. Ni sumiso, ni agresivo: asertivo.

Se le llama pesado porque para ti es una carga extra que rompe tu equilibrio.

¿Qué hay detrás de un pesado? Generalmente baja autoestima, evadirse de su vida metiéndose en la de otros y una enoooorme necesidad de amor.

Lo sorprendente es que tienen seguidores, almas caritativas que los escuchan y hasta los solapan, son personas con espíritu salvador y muchas con vocación de tapete (tirarse al suelo para que las pisen). Aclaro que no estoy hablando de nadie en particular, pero una cosa es segura: todos llevamos un pesado dentro y de vez en cuando lo dejamos salir a pasear.

¿Y si se encuentran dos pesados juntos? Ups! Recuerda que signos iguales se repelen. Discusiones interminables sobre la supremacía del América o las Chivas (aunque el mejor equipo sean los Pumas); pleitos verbales para demostrar que tienen razón; y ahí están, un par de gritones que no se escuchan, mientras los demás participantes se van alejando uno a uno hasta dejarlos solos.

Para quien quiera librarse de ser pesado, hay un modo de hacerlo. En muchas tradiciones la solución es la misma y es la que hoy te ofrezco como reflexión principal:

Ocúpate de tus propios asuntos y
Deja a los otros que resuelvan los suyos.

Por cierto, si alguien no desea recibir más mis historias, avíseme por correo, no vaya a ser que me convierta en un pesado para su buzón personal.

Te dejo una canción de Mecano para que aligeres tu actividad, sólo da clic a: Ay qué pesado! ;)

Te has topado con algún pesado?

Jesús Piña
Invierte en tu Vida!

Comentarios:

Comentario de: Luz elba [Visitante]
Hola a todos buenos días

Si me he encontrado con 2 en mi trabajo y con poder además ya que ocupan puestos mas altos que los mios en la empresa. Es difícil pues desean imponer su voluntad y no del todo esta mal, la mayoría de las veces su “Sabiduría” resultaría si respetaran a los demás.

 17.08.10 @ 08:52