Los límites son abrazos

Share

Los límites son una muestra de amor con orden.
Los límites son como los cimientos y paredes de una casa:
Estructuras sólidas para que podamos habitar en ella.

Míralo de otro modo: Tu cuerpo también tiene límites.
La piel y los huesos son los que te mantienen firme y en pie.

Los hijos tienen una misión: aprender a vivir su propia vida.
Y tú estás ahí como su fuerza y catapulta para que lo consigan.
¿Cómo eres tú en el manejo de límites con tus hijos?

Usa la inteligencia emocional con tus hijos! Mira cómo haciendo clic aquí:
¿Cuándo soltar, Cuándo apretar?

Los límites son abrazos,
pues les otorgan seguridad, protección y contención a tus hijos.
Los abrazos no sólo son dulces, también son firmes
y le permiten a tu hijo crecer y hacerle frente a la frustración.

Este programa de TV lo podrás ver en la PANTALLA UBICADA AL FINAL de esta página…
Si no puedes visualizarlo en tu buzón de correo, haz clic aquí par verlo: http://jesuspina.com/limites-son-abrazos/

Que lo disfrutes!

MOMENTOS VITALES DE UNA FAMILIA

Toda familia pasa siempre por tres momentos:

Caos: Hay muchos cambios, surgen conflictos, estallan problemas.
Por ejemplo: el nacimiento de un hijo, cuando comienza a caminar,
sus primeros dientes, la etapa del berrinche, el control de esfíteres,
la entrada a la escuela, la pubertad, la adolescencia.
La separación de los padres, el divorcio, un cambio de domicilio o de trabajo.
La menopausia, la andropausia, las pérdidas y la muerte de un ser querido.

Ajustes: Es soltar lo que no sirve, acomodar lo necesario
y comenzar a adaptarse a las nuevas condiciones de la familia.
Por ejemplo: Cuando tu hijo te pide respetar su privacidad y su intimidad
y tú te pones de acuerdo con él en las reglas que ahora van a seguir.

Estabilidad: Las cosasa fluyen armónicamente en la familia…
hasta que todos crecen y es necesario llegar nuevamente a la etapa de caos.
La estabilidad no es para siempre, pues todo el tiempo estamos creciendo.
¿Acaso le pondrías a tu hijo de 9 años, un pantalón de cuando tenía 6?

Los límites cambian de acuerdo a la edad de tus hijos.
Pero también tú cambias junto con ellos…
aunque luego se te olvida.

PRINCIPIO VITAL: Hay qué cambiar junto con tus hijos.

Detrás de un berrinche, el alma de tu hijo te está pidiendo que le pongas límites.
Los límites van de acuerdo a tu modo de ver la vida
y a la historia y valores que recibiste desde la infancia.

Aunque siempre recuerda esta frase de Benjamín Franklin:
“Leyes demasiado suaves nunca se obedecen;
demasiado severas nunca se ejecutan”

Evita los límites blandos:
Como cuando dices NO y significa “sí, a veces o quizá”
Si tienes qué repetirle una y otra vez las cosas
hasta que le gritas, tu límite es blando.

Un límite blando es como la gelatina:
tiembla y es fácil traspasarlo.

Promueve límites firmes:
1. El mensaje o la norma se centra en la conducta, no en la persona
2. Sé lo más concreto posible, “ve al grano”
3. Habla con calma, no hace falta gritarle si eres firme
4. Si es necesario, dile la consecuencia que traerá el incumplimiento del límite
5. ¡Y cúmplelo!  Cuando tu hijo sabe que cumples lo que dices, respetará la norma.

TIPS EN EL MANEJO DE LÍMITES CON TUS HIJOS:

* Hay cosas no negociables:
aquello en lo que de acuerdo a la edad de tu hijo significa un peligro para él
* Mantente siempre en tu centro: Tú eres el papá / la mamá
* Nunca hagas por él nada que pueda hacer por sí mismo
* Escucha activamente a tus hijos…especialmente lo que no te dicen
* No hables “a” tu hijo, habla “con” él
* Corrígelo en privado
* Cuando vayas a corregirlo, pregúntate: “Esto lo fortalece o lo debilita”

Este programa de TV lo puedes disfrutar aquí, en la pantalla de abajo:
Si no puedes verla en tu buzón de correo, haz clic aquí: http://jesuspina.com/limites-son-abrazos/

Video streaming by Ustream

REFLEXIONES
Lo encontré en internet y te lo comparto:

“Los padres modernos no le dan a su hijo todo lo que necesita,
 Le enseñan que él es capaz de conseguir lo que quiere.

 Los padres modernos no buscan hacer feliz a su hijo,
 Le enseñan que la felicidad depende de él mismo.

Los padres modernos no le dan oportunidades a su hijo,
Le enseñan a buscarlas, a crearlas y a aprovecharlas.

 Los padres modernos no le dan a su hijo lo mejor para que sea feliz,
 Le enseñan a disfrutar y a encontrar lo mejor, aún en lo más sencillo.

 Los padres modernos no le enseñan a su hijo a superar siempre a los demás,
 Le enseñan a superarse a sí mismo.

 Los padres modernos no le enseñan a su hijo a decir todo lo que piensa,
 Le enseñan que lo que pensamos no es la verdad absoluta y que debemos ser cautelosos al expresar nuestras opininiones,
 teniendo en cuenta los sentimientos de los demás.

 Los padres modernos no le resuelven los problemas a su hijo,
 Le enseñan a asumir responsabilidad y a aprender de sus errores.

 Los padres modernos no le enseñan a sus hijos a evitar los fracasos,
 Le muestran que el fracaso es parte del camino hacia el éxito.

 Los padres modernos no convencen a su hijo de su importancia en la sociedad,
 Le enseñan que sirviendo se volverá importante para ella.

 Los padres modernos no le enseñan a su hijo a ser crítico y resentido ante las injusticias,
 Le enseñan a contribuir en paz y a construir la justicia.”

Te regalo unos videos para reflexionar, o por lo menos para divertirte:

Niño berrinchudo en el súper

¿Me lo compras?

Si no pones límites, esto puede pasar en el futuro

Más vale prevenir…

Cuando tu hija crece, déjala volar!

Jesús Piña
Invierte en tu Vida