La Emperatriz

Share

LA EMPERATRIZ

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una mujer hermosa y real,
no es una reina celeste,
o más bien es el cielo encarnado en la tierra.

Es la fecundidad humana,
la puerta que te condujo a este mundo de posibilidades infinitas:

Proclama mi alma la grandeza de la Vida,
se alegra mi espíritu en quien Yo Soy!

Quien honra a su madre está honrándose a sí mismo!

EJERCICIO:
Pídele su bendición a tu madre (esté viva o más allá de la vida)

Y repite en tu corazón:
“Mamá: Tomo de ti la Vida entera!
Con todo lo bueno y lo no tan bueno,
y me quedo con lo mejor!”

TRANSFÓRMATE!
Reserva ya AQUÍ: www.jesuspina.com/renacer

Jesús Piña
Invierte en tu Vida