Hablará el espíritu

Share

Las despedidas son un salto al vacío… y eso duele.

Después de impartir clases durante los últimos 11 años para la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM),
hoy me despido de mi Alma Mater.

Al igual que un hijo crece y deja el nido, yo le digo a mi madre profesional:“Ya puedo solo”

¿Cuántas ocasiones en la vida te has atrevido a gritar: “Ya puedo solo” ?
Hay quienes nunca…

¡Decidirse es una batalla donde el alma se templa!
Hace unos días precisamente, le sugerí a una amiga que se atreviera a tomar lo nuevo y ella dudaba.

¡Quién lo dijera! También yo dudé en saltar…
y es porque significa forjarse hombre, convertirse en adulto;
es más cómodo quedarse quietecito y negarse a crecer.

Me costó trabajo decidirlo, ¡mucho trabajo!
pero esta tarde lluviosa y fría de viernes pude susurrarle a mi Alma Mater:

¡Gracias!
¡Te honro mi querida Universidad!
¡En tu honor, haré grandes cosas con mi vida
!

La gente que me conoce de cerca sabe el infinito amor que profeso por ella, ¡y no es para menos!
Soy un hombre productivo y feliz gracias a la UNAM…

Tenía 15 años cuando pisé por vez primera Ciudad Universitaria… y lloré…

“¡Estoy en la Universidad más importante de América Latina y una de las mejores del mundo!
¿Y ahora qué se hace con esto tan grande?”
-me dije conmovido mientras admiraba el Mural de Siqueiros en la Torre de Rectoría.

En mi historia personal con la Universidad
lo primero ha sido aprender,
después enseñar y ahora…
expandir ese espíritu universitario.

¡Te voy a extrañar querida mamá!…

Me estoy excediendo en cursilería, sin embargo, quienes son universitarios,
seguramente estarán en sintonía conmigo y continuarán leyéndome.
El de hoy, es un texto muy íntimo, de corazón a corazón, de puma a puma,
petit comité para aquellos que aman a la universidad y son mis cómplices:
¡Qué orgullo ser de la UNAM!

Ahí conocí maestros que dieron todo y recibieron muy poco,
como ese profesor chaparrito y bigotón que llegaba con unas cuantas monedas en su bolsillo,
pero siempre tenía sonrisas y entusiasmo para todos.

A mi clase vi entrar alumnos con zapatos rotos y cuadernos gastados, pero con un corazón abierto para tomar lo bueno y lo mejor.
¡Gracias a todas las almas anónimas que con sus impuestos sostienen a la Universidad!

Diré algo que parecerá exagerado y simultáneamente es real:
La UNAM es parte del espíritu de México.

¿Sabes una cosa? Yo creo que José Vasconcelos andaba inspirado
cuando recibió el mensaje divino con uno de los lemas más hermosos de mi pueblo,
un lema que llevo en mi corazón grabado con fuego:

“POR MI RAZA HABLARÁ EL ESPÍRITU”

Alfredo y Geraldine: Mi regalo para ustedes hasta Canadá
y para todos los mexicanos que andan dispersos por la Tierra!

Jesús Piña
Invierte en tu Vida

Comentarios:
Comentario de: Mária [Visitante] · Editar

Hola Jesús:
Tus palabras siempre llenas de sentido y profundidad,es verdad que no es fácil tomar decisiones y cambiar,soy de la idea que despues de una gran decisión viene un gran cambio.
Tu espíritu se, ya ha comenzado a expandirse hace mucho,
que la bendición de Dios te siga alcanzando por dode quiera que vayas,y aunque solo tengo que ver con lo de la cooperación a travez de los impuesto y aunque no te conozco personalmente te felicito y agradezco todo lo que hiciste ahí.SALUDOS
 10.01.10 @ 14:56
Comentario de: LULÚ TOPETE [Visitante] · Editar
SIEMPRE LO HE DICHO ES UN ORGULLO Y UN HONOR SER UNIVERSITARIO, CLARO QUE TENEMOS ARMAS, Y ESTAMOS LISTOS Y PREPARADOS PARA SER INDEPENDIENTES. FELICIDADES POR ATREVERTE AL CAMBIO.
 10.01.10 @ 20:36
Comentario de: Jivan Samira [Visitante] · Editar
Felicidades Jesús, la razón que te haya impulsado es lo de menos lo importante es tu movimiento hacia tu buen lugar.
 10.01.10 @ 20:49
Comentario de: monica [Visitante] · Editar
hola jesus me da gusto que sigas creciendo en todos los aspectos te felicito por la desicion que tomaste, mi esposo fue tu alumno y gracias a el tuve la fortuna de conocerte he aprendido mucho de ti gracias a tus correos y tus cursos como tu dices por algo pasan las cosas felicidades por seguir creciendo saludos
 11.01.10 @ 09:28
Comentario de: Adriana Cruz [Visitante] · Editar
Felicidades Jesús, yo soy universitaria de corazón, egresada de la Facultad de Ciencias; aunque sigo ligada a la UNAM impartiendo clases; al día de hoy tengo y vivo un compromiso con mis alumnos al llevarles parte de la realidad que hace falta en la Facultad para que los alumnos puedan tener una visión de lo que les espera en el ámbito laboral; esta es parte de mi misión y la sigo con gusto; sin embargo el día que tenga que tomar la decisión de separarme, será igual por una gran oportunidad de vida. Estoy convencida que las semillitas que como profesores podemos llegar a sembrar en otros corazones seguirán creciendo y dando los frutos de lo que podemos profesar “Por mi raza, hablará el espíritu”
Un gran abrazo y muchas felicidades por tu reflexión.
 11.01.10 @ 10:59
Comentario de: Akzayakatl [Visitante] · Editar
Hola Jesús:
Sé perfectamente a lo que te refieres, y quiero compartir lo siguiente de Puma a Puma:

Eectivamente es un gran privilegio ser parte de la UNAM, primero como estudiante y posteriormente como Profesor, transmitiendo conocimientos y la razón de ser Universitario, creeme que en lo que a tí respecta LO LOGRASTE. Gracias;
Tú marcaste mi vida, recuerdo cuando eras mi profesor de la licenciatura, eras el más cotizado, teníamos que llegar temprano para ser de los primeros en inscribirnos en tu materia. Me quedo claro el programa académico, pero tuvo mayor alcance las lecciones de vida que compartias, las frases que colocabas en el pintarrón infundían ánimos para continuar adelante; en fin podría enunciar muchas cosas. Recuerdo perfecto cuando organizaste la Jornada por México, aprendí tanto del ser humano Jesús Piña… rompiste mi párádigma en torno a la paternidad, con el amor que manifestabas y demostrabas por Maya.
Ahora inicias una nueva etapa, muchas felicitaciones, tienes mi profunda admiración!!!
Nuestra Alma Mater, siempre tendrá las puertas abiertas para sus hijos, seguro nos encontraremos más adelante en ella, ¿cuando? no lo sé, pero tengo esa certeza.

Te envío un fuerte abrazo y gracias!!!

 11.01.10 @ 11:14
Comentario de: Ma. del Rayo [Visitante] · Editar
Hola Jesús:
!Feliz Año Nuevo y personal también!!!!!!
Que gusto ver que eres congruente en “el dcir y hacer”, que sigues creciendo y dejando huella como persona y buen profesor. Estoy de acuerdo contigo que, estudiar en la UNAM te marca y te cambia la vida y como decía un maestro:”ser puma de corazón, es tener sangre azul y piel dorada”
Mis mejores deseos para tí con los nuevos proyectos, te mando un sincero abrazo.
 11.01.10 @ 16:41
Comentario de: daniel galicia quiroz [Visitante] · Editar
Suerte y gracias prof.
 16.01.10 @ 14:33
Comentario de: Víctor Hugo Rivera [Visitante] · http://saesector1.blogspot.com/ · Editar
Jesús: Gracias por el mensaje en este post. Son palabras universales, no sólo para universitarios. Gracias por compartir tu tiempo y conocimiento en el 8o Encuentro de Orientaciòn Educativa en la UVM el pasado 29 de mayo de 2010.
Un saludo,
Víctor Hugo
 01.06.10 @ 23:19
Comentario de: Ana Beatriz Crespo Díaz [Visitante] · Editar
Estoy de acuerdo contigo, yo que también soy puma, orgullosa hija de la UNAM, de “sangre azul y piel dorada”, sé que estudiar en la UNAM te marca y te cambia la vida, a mi me dió la oportunidad de que, después de un tiempo en que tuve que dar pausa a mi licenciatura por cuestiones económicas, pude terminar mi carrera, pero lo que ya había aprendido me dió las herramientas para seguir aprendiendo, investigando, forjándome y después retomar, continuar y seguir creciendo, en donde he estado trabajando o estudiando se reconoce la capacidad que un profesionista con marca “hecho en la UNAM, tiene compromiso, capacidad y ganas, !FELICIDADES!
 03.06.10 @ 12:20