9 principios para tu evolución personal

Share

Esta vida es una escuela y a ella veniste a aprender.
¿Cómo anda tu aprovechamiento escolar en la vida?

Te comparto nueve principios para medir tu evolución personal.
Los que ya estés poniendo en práctica, ¡bien por ti!
Y los que no, pues igual, ¡bien por ti!
De cualquier modo, todo es aprendizaje.

Principio 1: Sólo tú puedes resolver tu vida.
Tú eres el constructor de tu propia casa, nadie lo hará por ti.
Si dejas que otros intervengan,
entonces asume el costo de la factura cuando te la cobren.
Por eso, mejor despierta e invierte en tu vida.

Principio 2: Cambia tu percepción.
Siendo luz para ti mismo y sin entregarte a ningún apego externo.
Si te enganchas a algo o alguien, ya quedaste encadenado.
Recuerda, es más sencillo ponerte un abrigo que desaparecer el invierno;
quien te ofrezca eliminar el invierno ignora las leyes de la naturaleza.

Principio 3: Si tu momento es adverso, conviértelo en tu aliado.
El frío invernal no cambia, cambias tú con un buen abrigo,
ropa térmica, guantes, gorra y si te late, una copita de cognac.

Principio 4: Cuando la riegas sin querer,
en realidad tu alma quería regarla.

 

Principio 5: El Efecto Abanico.
Cuando se te abre un problema, se extiende a todas las áreas de tu vida.
¿Solución? Ve al origen del abanico, donde todos los puntos se encuentran.

Principio 6: Enciende una vela y la oscuridad se irá.
El miedo es lo opuesto al amor, porque en el fondo,
el miedo es la ausencia de amor.

Principio 7: Encuentra un equilibrio entre el amor y el orden.
Orden sin amor es el desierto.
Amor sin orden es inundación.

Principio 8: La abundancia es como el agua,
si se estanca se pudre.

Por eso, cuando des, recibe; y cuando recibas, da.

 

Principio 9: Cada quien tiene su propia montaña,
donde el mejor camino es el que tú mismo camines,
así que tú decides hasta dónde llegar.
Ahí te va una frase del buen Buda:
“He aquí el camino hacia el fin del sufrimiento: ¡Recórrelo!”

Jesús Piña
Invierte en tu vida
INICIO