El Triple Logro en la pareja

Share

Vínculo sexual, amor del corazón, vida en común…

Hoy voy a meterme a la casa del jabonero, donde el que no cae, resbala. Escribir sobre el logro en la pareja cuando tengo en mi historia personal cinco noviazgos y un divorcio, es una invitación a morderme la lengua. Así que pido a la gente que me conoce, su empatía; y para quienes no me conocen, sepan que soy un aprendiz compartiendo sus apuntes sobre el amor romántico.

VÍNCULO SEXUAL
Voy a decirte algo tan simple que muchas veces no lo vemos: Es preciso que tu pareja te guste, la desees, disfrutes su aroma, su figura, su voz, su sexo. Silvio Rodríguez lo expresa muy bien: “Tu cuerpo y mi cuerpo, cantando sudores, sonidos posesos, febriles temblores.” El vínculo sexual no se refiere tanto a la cantidad y frecuencia de los encuentros, como a lo elemental: Deseas y te desean.

AMOR DEL CORAZÓN
Amor es… Hace muchos años vendían unas estampitas con ésta frase y la completaban con pequeñas acciones para lograrlo. Amor es… tomarse un helado y juntos caminar por el parque, disfrutar la película del viernes comiendo palomitas, llorar en su hombro por el fracaso de la mañana, escribirle una carta y esconderla bajo su almohada… La lista es interminable, lo relevante está en la creación de lazos; el amor se hace como las gotas que caen en la roca, una a una, lentamente, con efectiva sutileza para erosionarla hasta romperla, pues esa roca es un grillete en el corazón.

VIDA EN COMÚN
Compartir nuestros destinos hasta donde la muerte del amor nos separe. Que en realidad el amor no muere, más bien los ciclos de vida compartida se cierran. Para Sartre, el infierno es vivir con quien no quieres vivir, en el mismo cuarto, en la misma celda, en la misma eternidad; más aún todavía, aferrarte a alguien que no le interesa estar contigo. Paradójicamente, el paraíso es compartir la vida donde ambos vibran en la sintonía del sí contigo…

Me he enamorado unas cuantas veces, la última fue de Yadira, -mi ex esposa y ahora mi mejor amiga- y de eso ya pasaron muchos soles y lunas. En cuanto a mi primer amor, -por ahí de mis once años-, iba con la torpeza de quien no sabe qué hacer en un arte tan tentador. Hoy sigo siendo torpe, sólo que ahora lo veo y lo reconozco. Soy conscientemente torpe en el amor, pero eso se quita aprendiendo y practicando. ¿Cuántas vidas me llevará o me ha llevado lograrlo? ¡No lo sé! Lo que sí sé, es que hay que intentarlo.

¿QUIERES MEJORAR TU VIDA AFECTIVA?
Haz clic en: ¡Me atrevo a mejorar mis relaciones! :D

Jesús Piña
Invierte en tu vida
INICIO ;D