El primer amor

Share

“El destino mezcla las cartas,
y nosotros las jugamos.”

Arthur Schopenhauer

Me enamoré la primera vez a los 11 años de una niña llamada Ana Bertha,
sólo que nunca me le declaré, me daba pena.

¿Cómo ves? Avergonzarte por querer.

Cuando los demás se enteran que estás enamorado
de algún modo queda desnuda tu alma y se desploman tus defensas.

Una vez escribí algo muy cursi, comenzaba así:
“Soy un castillo sitiado por las flechas de tus besos!…” ¡Zas!
Esto se lo dije a una niña que salía con tres más aparte de mí…
pero el amor romántico es ciego, sordo y te bloquea la razón.

Enamorarte estupidiza.
¡Bueno! Deliciosamente estupidiza a quien lo está.
La Real Academia de la Lengua define estúpido como alguien necio o falto de inteligencia.
¿Y a poco no sucede así?

Voy más lejos: el enamoramiento es un estado alterado de conciencia.
La realidad más oscura se vuelve rosa, lumínica, todo es lindo.
¡Cuál crisis! ¡soldado del amor y pónganse los que quieran delante de mí!

Pero volviendo con Ana Bertha, -mi primer amor en silencio-,
yo la miraba como Ken a su Barbie…
aunque mi Barbie chilanga ya estaba bastante corridita para sus once,
¡imagínate! Ella salía con niños de la secundaria y yo apenas en sexto grado y sin colmillo amatorio.

No me importaba, ella era mi princesa…
hasta que un día se cambió de casa y nunca más la volví a ver,
más que en mis sueños húmedos de adolescente.

“¿Cómo fue? No sé decirte qué pasó, pero de ti me enamoré…”

Para Schopenhauer hay un genio de la especie encargado de activarte la atracción compulsiva por alguien,
los griegos le nombraron cupido,
Freud le llamó Líbido,
y mi abuelita diría que fueron las hormonas.

Sea como sea, el primer amor nunca se olvida,
se idealiza y se vuelve un sello para relaciones futuras.
También se da al revés, que tú te transformas en el objeto amoroso de alguien.

Incómodo papel ser amado y no sentir lo mismo.

Te idolatran colocándote en un altar, te suplican, te ruegan y tú ni en cuenta.
¿Qué será más doloroso?
¿Amar sin ser correspondido o que te amen y tú no corresponder?

Ese genio de la especie es medio caprichoso, pues de pronto crea cadenitas de amor:
Me gusta alguien y yo no le gusto, pero a ella la traen igual que a mí,
y yo traigo volando a otra. Y así, la cadenita se alaarga y alaarga.

¿Dónde comienza la historia romántica del ser humano?
Y Freud vuelve a tener razón: Con tus papás.
¡Ups!

Así que este 14 de febrero, con pareja o sin pareja, soltero o codependiente, recién tronado o muy clavado,
recuerda que tu manera de amar y ser amado lleva el sello inconfundible de la pareja que fueron o siguen siendo tu papá y mamá…

Jesús Piña
Invierte en tu Vida

Comentarios:
Comentario de: claudia [Visitante] · Editar
buen dia soy claudia.
te digo un secreto mi primer amor fue mi ahora esposo, yo no tuve otras experiencias amorosas. con el aprendi lo que era un beso, lo que era sentir que alguien le gustaras, sentirte amada, bueno yo pienso que lo que yo sentia era eso sentirse amada.
en algun momento de esa etapa de mi vida, pense que nunca iba a pasar por esa maravillosa experiencia, que no iba a conocer el amor, pero me equivoque. hubo un tiempo en que terminamos mi esposo y yo, y recuerdo muy bien que mi papa en ese tiempo me dijo que era como una paloma que la dejara ir y que si regresaba era porque era mia, me dijo eso porque yo esta sufriendo por ese rompimiento y si volvimos a regresar y en ese momento supimos que queriamos estar juntos para siempre fue algo bonito.
p.d. creo que me extendi verdad te dejo gracias por este correo recorde buenos momentos bye, bye,.

 10.02.10 @ 10:23
Comentario de: Carolina [Visitante] · Editar
jesus… Me encanta leer tus historias, siempre tan acertadas. Y con un toque del pasado, que haces recordar y sonreir, al hacernos sentir que no hemos sido los unicos que hemos pasado por tales situaciones. Gracias por compartilas.
Carolina.
 10.02.10 @ 19:05
Comentario de: Dany :) [Visitante] · Editar
Chucho muy buena historia, como todas las historias que haz escrito, que pueden iluminar miradas y hacer ver a cualquier persona, gracias por todas las reflexiones que escribes cada semana , en verdad me hacen mucho bien.
Cuando leí esta historia escuchando un poquito de flamenco de verdad que mis ojos se abrieron y pude ver algo que nunca había visto, ya luego te platicare
Pero de todo corazón sigue escribiendo como hasta ahora
y recuerda que las grandes historias solo provienen de personas grandiosas
ATTE: Dany :)
 10.02.10 @ 19:39
Comentario de: Maru Mere [Visitante] · Editar
Mi querido Jesus:

Te mando un cariñoso abrazo y un besito tambien,aprovechando el proximo dia de la amistad,
nuevamente te felicito por tus historias,porque conociendote un poquito reflejan el gran
hombre y ser humano que eres,pero sobretodo te considero un gran amigo del alma.
Está pendiente el cafecito o el vinito para platicar más.

Maru
 11.02.10 @ 17:29
Comentario de: Ale [Visitante] · Editar
Es mas feo cuando andas en la baba por alguien y ese alguien al principio te da alas y después dice mi mama que siempre no. Jajaja Saludos
 16.02.10 @ 14:21
Comentario de: Michelle [Visitante] · Editar
Si somos “repetidores de las historias románticas de nuestros padres”, mala suerte la mía que mis padres estuvieron divorciados desde que tengo uso de conciencia :S y la relación nunca fue buena.