Detrás del dinero, hay personas

Share

¿Quieres dinero?
Relaciónate con las personas.

El dinero no tiene vida propia, pareciera pero no.

El sábado me subí a un taxi, desde que entré fue diferente.
El taxista me saludó con gusto, su vehículo estaba muy limpio, perfumado y hasta me ofreció escoger la música para escuchar durante el trayecto. Mi hija iba contenta. Al llegar a nuestro destino, me nació darle una muy buena propina.

Ese mismo día abordé otro taxi y desde que activó el taxímetro me di cuenta que lo llevaba alterado.
No dije nada, calculé el costo y al final pagué estrictamente lo señalado.
Al bajar azoté su puerta y le deseé que le fuera mal en su trabajo.
(Sorry! A veces, es bueno ser un poco malo.)

¿Qué hizo distinto a los dos taxistas?

En marketing afirman que es el servicio y la atención al cliente.
Dicho de otro modo, sería que uno me trató como persona y el otro me trató como cosa.
¿Te has sentido tratado como cosa o un número más en la estadística de una empresa?

Detrás del dinero, hay personas.

Hay unos tacos ¡buenísimos! que venden en un tianguis de Coyoacán,
tengo qué cruzar media ciudad para comerlos.
¡No me importa! Los tacos compensan con creces el viaje.

Abrieron un nuevo restaurante frente a mi casa, se llama “Nonna, cucina bar”.
Fui a estrenarlo con mi hija. Mucho lujo externo; sin embargo, la comida es regular, el servicio indiferente (el pan me lo llevaron casi al final de la cena), el precio muy caro para las porciones que te dan y no es una experiencia que me muera de ganas por repetir.

Quiero aclararte que un buen servicio no es hipocrecía.
Es sólo hacer bien tu trabajo y disfrutarlo.

Si trabajas por tu cuenta medita esto:
¿Por qué tenemos qué comprarte a ti y no a otros, si ofrecen lo mismo?

Y si andas buscando empleo, míralo de este modo:

Tú eres único e irrepetible, hay algo en ti que te distingue del resto de los otros buscadores.

Si ya lo sabes, ¡muéstralo!, pues es tu valor agregado.
Si no lo sabes, ¡pues averígualo!
Pregunta a la gente que te conoce y te ama por aquello que te convierte en un ser especial.
Seguro habrá muchas respuestas sorprendentes para ti.

Detrás del dinero, hay personas.

Si me miro a mí mismo, me doy cuenta que he cometido errores en mis servicios,
sobretodo cuando pierdo de vista a las personas.
Voy más lejos: cuando dejo de mirar su alma…
¡Y creéme! Lo he pagado muy caro.

Tengo un paciente insatisfecho. Sé que pronto se irá.
Perdió un elemento fundamental para seguir conmigo: La fe y su confianza en mi trabajo.
¿Acaso irías con un médico en el que no confías?
La fe es lealtad. Con ella logras milagros en la gente.

Cuando me equivoco trato de ver…
y entonces corrijo.
Cambiar lo que ya no sirve y conservar lo que aún funciona.

Este sábado anterior impartí un taller de Constelaciones Familiares.
Fue un grupo chiquito, -de sólo 5 personas-, cuando esperaba un mínimo de 10.
En lugar de desanimarme, miré sus almas y me conecté con ellas.
Al servicio ofrecido le agregué un regalo: El mapa de su vida.
Más que números, vi personas confiando en mí.

Detrás del dinero, hay personas…
¿Puedes verlo ya?

Jesús Piña
Invierte en tu Vida

Comentarios:

Comentario de: Liz [Visitante] ·  Muy buena reflexión como siempre, me pone a pensar en muchas cosas y personas,comparto las ideas .saludos
 01.03.10 @ 13:32

Comentario de: Angel Valle [Visitante] · Este árticulo me gusto mucho. Sobre todo por la similitud que hay entre algunos términos que utilizas y que además se usan comúnmente en el lenguaje de las escuelas de negocios. Además que algunas situaciones que me han ocurrido coinciden con el título del articulo. Me gustaria compartir estas similitudes desde mi campo de estudios y en desde el plano personal.

Muy cierto que las personas y el dinero están relacionadas, durante años teorias y modelos han tratado de decifrar como las relaciones existentes entre personas pueden e generar un beneficio económico a la organización (p.e. utilidad, más ventas, eficiencia, etc). Las últimas tendencias para mantener el equilibrio entre eficiencia y efectividad de las operaciones de cualquier negocio se enfocan sobre todo en diseñar y mantener procesos que generen productos y servicios orientados a satisfacer al cliente. Atrás está quedando la antigua escuela que establecia costos bajos de operación para considerar a un negocio exitoso y sostenible. Muchos firmas han comenzado a seguir esta tendencia con éxito y los resultados se han comenzado a ver.

Por otra parte, en negocios existe un término que se llama networking. Esto consiste simple y llanamente relacionarse con personas para obtener oportunidades (de negocios, de trabajo o hasta de esparcimiento). Es una herramienta muy poderosa para hacer contactos profesionales que te ayuda a conectarte con un mundo de oportunidades.
Es muy chistoso por que la primera vez que lo aplique pude ver como realmente funciona. Resulta que después de un simposium en la universidad, hubo un pequeño convivio para los asistentes (ofrecieron vino y algunos canapés) y me acerqué con unos de los conferensistas que hablaron ese día. Después de platicar casualmente de temas como de que país eres, como estaba el clima y los bocadillos que comimos comenzamos a hablar de temas más propios de negocios y platicando entre proyectos aproveche para platicarle mi interés de realizar mi proyecto de tesis en una empresa, lo más chistoso es que el precisamente conoce a un amigo que trabaja en un empresa con plantas en Europa (y también en México-de ahi surge la oportunidad) y muy amablemente me ofrecio escribirle un e-mail para que me proporcionara los datos de contacto. Despues de escribir a la empresa me llamaron a entrevista a los pocos dias y ahi mismo me ofrecieron oportunidad de entrar a desarrollar un proyecto bastate interesante. Después de esta experiencia me dí cuenta realmente de el poder que tiene el establecer una buena conversación con alguien. Claro, no es lo mismo el tipico compadrazgo (que vemos en México) en donde alguién es colocado en un puesto por las relaciones de otra persona. La enseñanza de este articulo es más bien sobre la calidad humana (y no superficial/material) que podemos proyectar hacia nuestros semejantes cuando interactuamos (en un trabajo el entrevistado se trata de vender a la compañia), que es tal como ofrecer un producto o servicio para dejar contento a quien lo recibe(satisfacción del cliente).

 02.03.10 @ 14:03

Comentario de: Bertha Saldìvar [Visitante] · Me encanta recibir informaciòn de tus talleres,
sobre todo este tema, se me hace super importante, pues ABSOLUTAMENTE TODO,se mueve a travès de intercambio comercial.
Todos queremos tener buen servicio y que nos atienda, pero tambien hemos cometido errores de atenciòn y servicio con nuestros clientes, tràtese de cualquier negocio.
me gustaria tomar el taller, saludos
Bertha Saldìvar
 09.03.10 @ 00:03

Comentario de: marian [Visitante] ·hola es muy cierto todo lo que hacemos hay que realizarlo con amor afortunadamente mi trabajo esta relacionado directamente con las personas y me encanta conocer, ayudar y aprender de ellas. que tengas una linda semana saludos