8 pistas para descifrar un secreto familiar

Share

En tu familia todos están “conectados”,
los une el destino de la sangre con todo lo bueno
y lo no tan bueno que eso signifique.

Hace poco me preguntaban cómo era posible que los miembros
de una familia conozcan los secretos de la misma,
si nadie hablaba de ellos.
Así que decidí escribir ocho pistas para comprenderlo, a ver qué te parecen:

1. La prueba de la independencia.

Cuando en una familia hay un secreto oculto
se restringe la posibilidad de que sus miembros se independicen de ella.
En cambio, cuando posees una firme identidad propia
y reconoces la realidad de tu familia,
puedes hacer tu vida sin sentir que la abandonas,
es decir, pueden estar juntos y separados al mismo tiempo.
“Yo soy yo, Tú eres tú,
y para mí está bien así.”

2. Sentimientos heredados.

En la familia, las emociones se comparten,
incluso pasan de una generación a otra.
Recuerda: Una cosa es lo que se piensa y otra muy distinta
lo que se siente.

Cuando eres incapaz de separar tus pensamientos de tus emociones,
te sumerges en un remolino donde las emociones de los demás te afectan,
especialmente de las personas que más quieres.

Te daré un ejemplo: Cuando explotas en ira, te “dejas llevar”
por el modo en que se acostumbraba el enojo en tu familia,
incluso llegas a repetir los gestos y facciones del rostro enojado
de algún familiar.

3. El desafío del desapego.

Hay hijos que se convierten en los receptores de los problemas
no resueltos (o secretos ocultos) de los padres o de la familia.

Todos los seres humanos pasamos por esto:
Desde recién nacido el hijo se identifica con la madre,
incluso ese bebé es incapaz de distinguir entre él mismo y su mamá.
Esto se llama identificación primaria.
Lo sano es que poco a poco se vaya dando un desapego natural…
sólo que esto no siempre sucede así.

4. Si un secreto no se habla, no hay forma de solucionarlo.

Entonces sucede que en muchas familias los problemas se repiten,
y se repiten, y se repiten,
de generación en generación, como si fuera un hechizo o una maldición,
pues los secretos forman parte del sistema emocional de la familia.

5. Triángulos afectivos.

La relación emocional de dos personas impacta a una tercera,
generalmente sobre otra más vulnerable.
Si los padres tienen conflictos no resueltos,
uno de los hijos se vuelve susceptible de repetirlos en su propia vida.
Te cuento: En mi caso mis abuelos se separaron,
mis padres se divorciaron,
yo me divorcié.
Y tú, ¿Qué alcanzas a ver en tu familia?

6. El lugar que ocupas en tu familia.

¿Qué número de hijo eres tú?
Este dato es una excelente pista que te ayuda
a clarificar los secretos que hay en tu sistema familiar.
Lee más en: Tu lugar :D

7. La desconexión emocional.

Hay familias donde está prohibido enfadarse o manifestar las emociones.
Esta desconexión emocional es una estrategia
cuando los miembros de una familia son incapaces de resolver un conflicto.
Es como el avestruz que mete la cabeza en un agujero;
aunque no quiera ver, la realidad sigue ahí.

8. La atracción de lo prohibido.

Si en tu familia hay temas prohibidos, tabúes,
“de eso nunca se habla”, o hay familiares cuyo nombre nadie menciona,
muy probablemente existe un secreto que se oculta.
Sólo revisa quiénes son los innombrables en tu familia
y comenzarás a mirar el otro lado de la historia.