Cuando el alumno está listo, el maestro aparece

Share

Cuando el alumno está listo, el maestro aparece.

Esta poderosa frase la encontré en un antiguo manuscrito egipcio y siempre me ha gustado. Lo sorprendente es cuando te ocurre a ti.

Es sencillo, sólo piensa en los maestros que han dejado huella en tu vida.

Ellos llegaron en un momento crucial de tu existencia. Recuerdo a mi maestra Chuchita, quien me dio clases en 1º de primaria! ¿Puedes creerlo? Aún conservo su imagen de abuelita, rechoncha y muy apapachadora. Ella vio pasar a cientos de alumnos y probablemente ni se acuerde de mí, pero su testimonio de vida quedó grabado en mi alma. A la mitad del año escolar ella murió, y a su velorio llegamos muchos niñitos con una flor en la mano para depositarla junto a sus restos… Ella apareció en mi vida cuando mis padres firmaron el divorcio y mi apellido cambió de Paredes a Piña…

Si te parece, podemos hacer un ejercicio con tus maestros:

Sólo tienes qué escribir el nombre de los 9 maestros/as más significativos en tu vida,
y luego los numeras en orden cronológico,
donde el primero sea el más antiguo y el noveno el más reciente,
(si te pasas de nueve nombres, agrúpalos; y si te faltan, búscale bien en tu memoria, ya alguien saldrá)…

En la prepa tuve dos maestros de canto, eran un matrimonio y me educaron la voz… y la disciplina, la pasión, el compromiso, y una larga lista de regalos y más regalos para mi vida. Durante tres años continuos, de lunes a viernes, al salir de mis clases me iba al salón del coro donde los maestros ya estaban listos: Uno sentado en el piano y la otra revisando partituras… Ellos me enseñaron a cantar cuando más triste me sentía.

Ya que tengas tus nueve nombres vas a tomar sólo dos de ellos:

El 3º y el 9º

Todos son significativos, pero quiero detenerme aquí.

El tercero te indica lo que para ti es un excelente maestro.
En este lugar yo anoté a mis profesores de canto de la prepa.

El noveno te muestra el último gran maestro que ha llegado a tu vida
y sobretodo el camino por el que llegará el siguiente.
Aquí puse el nombre de Siam, mi maestro de formación en Constelaciones Familiares,
-una de las propuestas más recientes para sanar relaciones en la familia y con las personas.

¡Gracias Siam! Porque el buen maestro se hace pequeño para que sus alumnos se hagan grandes, los deja crecer y descubrir su propia luz.

¡Si supieras a cuántos alumnos y pacientes míos les ha llegado tu enseñanza! Y en cuanto a mí, sin tú saberlo, preparaste las condiciones para que yo recuperara a mi papá y naciera Invierte en tu Vida.

Sé que hay otros maestros que me faltan, -y que escribí en mi lista-; ya habrá tiempo de honrarlos como se merecen. Y sé que tú también tienes a los tuyos, escritos en una zona que trasciende la hoja de papel y se hospeda en un buen lugar de tu corazón.

Para mí, lo más relevante en esta entrega ha sido que descubrieras que el que tiene ojos, ve, y el que tiene oídos, oye; y que los grandes maestros te han llegado cuando estuviste listo para la enseñanza.

Jesús Piña
Invierte en tu Vida!

Comentarios:

Comentario de: mercedes varela cárdenas [Visitante]

que padre empezar el dia con lecturas que te motivan a disfrutar la vida, a tomar desiciones importantes y faciles;como una receta para relizar tus sueños, que diferente se ve la vida con una actitud padre gracias por recordarme que debo ser feliz muy feliz hoy sabes ya lo agende para cada dia de mi vida ok
 20.10.09 @ 08:55

Comentario de: Blanca Pedraza [Visitante]
Me ha encantado tu pajina y todos los mensajes. Nunca la habia visto, soy algo nueva en internet (tengo 52 a;os) y menos de uno checando correos. Hoy me atrevi a hacer algo diferente y me encontre con tus hermosas frases motivacionales. Felicidades y me gustaria suscribirme para recibirlos continuamente.

Gracias.

 06.05.10 @ 02:07
Tags: , ,