Aligera tu carga

Share

“Fíjate en las tinieblas.
No pasará mucho tiempo antes de que veas la luz”
-Anthony de Mello-

Haz que tu vida florezca! Mira cómo haciendo clic en:
CAMBIA LO INÚTIL Y CONSERVA LO ÚTIL

El camino más corto hacia la realidad es a través de un cuento.
Y los cuentos, mientras se platiican al caminar, aligeran tu carga…

Este programa de TV lo verás en la PANTALLA UBICADA AL FINAL de esta página…
Si no puedes visualizar el programa de TV en tu correo,
haz clic aquí para disfrutarlo: www.jesuspina.com/aligera-tu-carga

En esta emisión quiero ofrecerte los siguientes temas para tu evolución personal:
Que los disfrutes!

9 cuentos para aligerar tu carga
De Anthony de Mello, en una versión libre de Jesús Piña.
Aquí sólo verás el resumen de 5 de ellos, pero en el programa podrás escuchar los 9 completos:

HABÍA UNA VEZ…

* La medalla

Había una madre que no conseguía que su hijo pequeño dejara de jugar y regresara a
casa antes del anochecer. De modo que, para asustarle, le dijo que el camino
que llevaba a su casa era frecuentado por unos espíritus que salían tan pronto
como se ponía el sol.

Desde aquel momento ya no tuvo problemas para hacer que el niño regresara a casa
temprano.

Pero, cuando creció, el muchacho tenía tanto miedo a la oscuridad y a los espíritus
que no había modo de sacarle de casa por la noche.

Entonces su madre le dio una medalla y le convenció de que, mientras la llevara consigo,
los espíritus no podrían hacerle ningún mal en absoluto. Ahora el muchacho ya
no tiene miedo alguno a adentrarse en la oscuridad fuertemente asido a su medalla.

La mala religión refuerza su fe en la medalla.
La buena religión le hace ver que no existen tales malos espíritus.

Haz que tu vida florezca! Mira cómo haciendo clic en:
CAMBIA LO INÚTIL Y CONSERVA LO ÚTIL

* El pequeño pez

«Usted perdone», le dijo un pez a otro, «es usted más viejo y con más experiencia que
yo y probablemente podrá usted ayudarme. Dígame: ¿dónde puedo encontrar eso que
llaman Océano? He estado buscándolo por todas partes, sin resultado».

«El Océano», respondió el viejo pez, «es donde estás ahora mismo».

«¿Esto? Pero si esto no es más que agua… Lo que yo busco es el Océano», replicó el
joven pez, totalmente decepcionado, mientras se marchaba nadando a buscar en
otra parte…

* El mono que salvó a un pez

«¿Qué demonios estás haciendo?»,
le pregunté al mono cuando le vi sacar un pez del agua
y colocarlo en la rama de un árbol.

«Estoy salvándole de perecer ahogado», me respondió.

Lo que para uno es comida, es veneno para otro.
El sol, que permite ver al águila, ciega al búho.

Haz que tu vida florezca! Mira cómo haciendo clic en:
CAMBIA LO INÚTIL Y CONSERVA LO ÚTIL

* El gato del gurú

Cuando, cada tarde, se sentaba el gurú para las prácticas del culto, siempre andaba por allí el gato del ashram distrayendo a los fieles.

De manera que ordenó el gurú que ataran al gato durante el culto de la tarde.

Mucho después de haber muerto el gurú, seguían atando al gato durante el referido culto.

Y cuando el gato murió,
llevaron otro gato al ashram para poder atarlo durante el culto vespertino.

Siglos más tarde, los discípulos del gurú
escribieron doctos tratados acerca del importante papel que desempeña el gato en la realización de un culto como es debido.

Hubo incluso discípulos que se mataron por defender su postura acerca de mantener o cambiar la tradición del gato de piedra.

* El zorro mutilado

Un hombre que paseaba por el bosque vio un zorro que había perdido sus patas, por
lo que el hombre se preguntaba cómo podría sobrevivir. Entonces vio llegar a un
tigre que llevaba una presa en su boca. El tigre ya se había hartado y dejó el
resto de la carne para el zorro.

Al día siguiente Dios volvió a alimentar al zorro por medio del mismo tigre. El
comenzó a maravillarse de la inmensa bondad de Dios y se dijo a sí mismo: «Voy
también yo a quedarme en un rincón, confiando plenamente en el Señor, y éste me
dará cuanto necesito».

Así lo hizo durante muchos días; pero no sucedía nada y. el pobre hombre estaba
casi a las puertas de la muerte cuando oyó una Voz que le decía: «¡Oh, tú, que
te hallas en la senda del error, abre tus ojos a la Verdad! Sigue el ejemplo
del tigre y deja ya de imitar al pobre zorro mutilado».

Haz que tu vida florezca! Mira cómo haciendo clic en:
CAMBIA LO INÚTIL Y CONSERVA LO ÚTIL

* El canto del pájaro

* No cambies

* Las campanas del templo

* La tienda de la verdad

Si no puedes visualizar el programa de TV en tu correo, haz clic aquí para disfrutarlo:
www.jesuspina.com/aligera-tu-carga

Jesús Piña
Invierte en tu Vida